divendres, de novembre 17, 2006

Hipòcrita i farsant

A principis de la dècada dels 80, un conegut periodista apanyol escrivia sobre el GAL coses com les que segueixen:

"Para estos cómodos vigilantes de la doble moral sería bueno que la policía acabara por todos los medios con el terrorismo, pero sin que la sociedad se enterara demasiado de la sangre, el sudor y las lágrimas que cuesta defenderla”

“A Barrionuevo no habría que cesarle por estar consintiendo acciones irregulares en el sur de Francia, sino por cosechar tan pocos éxitos, a pesar de la infinita buena voluntad con que ejerce el cargo. ¿Existe alguna fuerza política o social de cierta relevancia dispuesta a reclamar la cabeza de González por esta circunstancia? Desde luego que no”


“A las bestias se las encierra tras los barrotes más gruesos que existan en la celda. Para ello, primero se las caza mediante todo tipo de tretas. Y si en la aventura muere alguna, mala suerte (o buena suerte). La muerte de ETA es nuestra vida. No hay derechos humanos a la hora de cazar el tigre. Al tigre se le busca, se le acecha, se le acosa, se le coge y, si hace falta, se le mata. Podrían caer cincuenta etarras en combate y las manos de España continuarán limpias de sangre humana… A los policías que disparen contra ellos se les recibirá como a valientes…”

"La lucha contra ETA debe planearse como una campaña de ‘desratización’ aplicando una serie de técnicas tan viejas como la historia del mundo…”

“[El terrorisme d'Estat té]legitimidad moral para recurrir a métodos irregulares”

No parlem de cap redactor d'El Alcázar o la revista interna de Fuerza Nueva, sinó del mateix Pedrojeta Ramírez. Un hipòcrita professional que canvia de jaqueta i juga amb la mort en funció dels propis interessos.

2 comentaris:

Vent d Cabylia ha dit...

Brutal! D'on ho has tret exactament?

pixel ha dit...

Forma part dels continguts d'un llibre que acaba d'editar el sanguinari Galindo sobre els anys de plom del GAL i en parlen moltes webs; ara, les cites les he tret d'El Plural.